jueves, 8 de noviembre de 2018

Video Thalía cuenta cómo se le ocurrió el 'Me oyen, me escuchan' y el regalo que le dio al fan que hizo el remix


El éxito viral y musical del 'Me oyen, me escuchan' emocionó profundamente a Thalía porque le hizo sentir, tras un mal momento personal, que no está sola y que forma "parte de toda una comunidad" que busca diversión, reveló la mexicana en una entrevista con un grupo reducido de medios, entre ellos Efe.

El pasado 2 de agosto, Thalía protagonizó un video en Instagram desde su casa en Connecticut (EE.UU.) con un mono rosa con flecos y en el que exclamaba eufórica y deshinibida "¿Están ahí mis vidas? ¿Me oyen, me escuchan, me sienten?", dirigiéndose a sus seguidores.


"Fue precisamente un día donde no me sentía tan bien y tenía que salirme de eso. Entonces, me habían regalado un vestido, que a mí me encantó, y me lo puse, agarré mi stick (palo selfie) y empecé a hacer locuras", relató Thalía sobre el origen del video.

Al día siguiente, cuando la cantante se despertó, se dio cuenta de que el video había causado furor en las redes sociales y corrían miles de imitaciones y versiones musicales de todo tipo: "La verdad me emocionó porque no me sentí sola, porque me sentí parte de toda una comunidad que quiere divertirse".

El regalo para un fan

Lo que tampoco esperaba Thalía es que de este video, que había servido para celebrar los 200 millones de reproducciones de su sencillo "No Me Acuerdo", saldría otro tema musical, el "Me oyen, me escuchan".

"Hubo versiones de salsa, merengue, pop y vi una de heavy metal", recordó Thalía, quien explicó que la más compartida en redes fue una producción de un seguidor, Chuy Núñez, que aprovechaba las frases más destacadas del video mezcladas con una base de batería, guitarra y coros.


Fue la misma Thalía quien contactó a través de las redes con este seguidor para decirle que quería añadir en su nuevo álbum, "Valiente" (2018), el tema que había producido, algo que dejó a Chuy Núñez atónito.

"Es una parte que ha sido muy sorpresiva y muy básica en este último año, pues ¿cómo la voy a dejar fuera de mi 'Valiente'?", dijo entre risas la cantante mexicana sobre este éxito viral.

A sus 47 años, esta exitosa cantante de la década de los 90 está experimentando un auténtico renacer artístico y mediático gracias a su reconversión al reguetón y al uso hiperactivo que hace de las redes sociales.

Lo que más le atrae de las redes es "la conexión inmediata" que se establece con sus seguidores, quienes "se conectan con ese lado divertido" que la mexicana proyecta a través de sus perfiles, a pesar de que se define como una persona "reservada".

"Detrás de esta pantallita - dijo señalando su celular - hay un clan o tribu que se engancha conmigo, que ve la vida del mismo color, que en algún momento perdió un tornillo como yo y que quieren divertirse, quieren reír y ser niños eternos", explicó sonriente.

Thalía confesó que el dominio de las nuevas plataformas de internet lo debe a sus dos hijos, de 11 y 8 años, a quienes observa cómo se manejan a través de las redes y qué ídolos tienen en YouTube.


"Tengo esta fortuna de que gracias a ellos entiendo lo que están viviendo (las nuevas generaciones), las palabras, los hashtags, lo que está de moda o lo que les gusta", relató, totalmente fascinada por las oportunidades que internet ofrece para llegar a nuevos públicos.

Pero es al hablar de su maternidad cuando le brillan los ojos. "Para mí es lo mas bello que hay. Es la oportunidad de ayudar a dos seres que llegaron a mí a poder aprender, a guiarlos, a crecer", expresó, consciente de que "no hay manual ni nada en esta responsabilidad".

"A pesar de que uno los ama con toda la vida, sabes que no son tuyos y sabes que los tienes que entregar a su destino y a su vida, y es una responsabilidad tan fuerte", explicó sobre sus hijos, a quienes agradeció "haber aprendido a ser más niña".

Thalía también proyecta cierta emoción cuando recuerda a Santa María de la Ribera, el céntrico barrio de Ciudad de México que la vio crecer y donde andaba en bici, hacía pícnics los domingos o se compraba un helado.

Precisamente en su México natal es donde quiere celebrar un concierto el próximo año y donde tampoco descarta volver a adentrarse en la actuación como cuando participaba hace dos décadas en exitosas telenovelas.

Mientras tanto, seguirá gozando cada instante de todo lo que haga. "La vida ya no la mido en días, en horas, en meses o en años. La vivo en el momento, el aquí y el ahora", sentenció


lunes, 1 de octubre de 2018

Los Duques de Cambridge rompieron antes de casarse

Tener sangre azul no es una garantía de triunfo permanente en el amor, aunque en este caso el asunto terminó en un banquete de perdices felices. El príncipe Guillermo y Kate Middleton, hoy convertidos en Duques de Cambridge, padres de tres vástagos y una de las parejas más queridas de la Casa Real de Inglaterra, han atravesado varias crisis en su relación antes de contraer matrimonio en 2011. El nieto de Isabel II rompió con la joven británica hasta en dos ocasiones antes de anunciar su compromiso.

El libro “William and Kate: A Royal Love Story”, de Christopher Andersen, revela que en 2007 el hijo de Lady Diana cortó la relación con Middleton a través de una conversación telefónica mientras ella estaba trabajando. Llevaban juntos varios años, pero según esta publicación el ‘royal’ tenía algunas dudas sobre la relación amorosa que compartían. La duquesa, afligida por el inesperado abandono del hijo de Carlos de Inglaterra, se excusó del trabajo y pidió explicaciones. “No puedo, no va a funcionar y no es justo para ti”, se excusó el nieto de Isabel II.

Fue entonces cuando el príncipe Guillermo, como cualquier mortal, buscó el consejo de sus familiares. En este caso, según la biógrafa regia Katie Nicholl, acudió a su abuela la reina y a su padre, el Príncipe de Gales, para exponer sus dudas amorosas. “Se sentó con ellos para hablar de su futuro con Kate y le aconsejaron no tener prisa en nada”, cuenta Nicholl. No obstante, y a pesar de sus comprensivas recomendaciones, la reina se sentía decepcionada por la ruptura porque “habían estado juntos mucho tiempo, aunque, claro, no quería que se equivocara en su compromiso matrimonial”, según Andersen.

Tras la separación, la duquesa de Cambridge viajó con su familia para evadirse. Se fue a Irlanda con su madre donde visitaron algunas exposiciones de arte en la National Gallery, según The Express. Y también se trasladó a la isla de Ibiza con su hermano James Middleton para más tarde regresar a Londres donde, según Inside Edition, salió de fiesta en varias ocasiones.

Sus caminos se habían separado, pero según varias publicaciones británicas, no era la primera vez que Kate y Guillermo se daban un tiempo de reflexión. En 2004, señala Nicholl, el hijo de Diana de Gales “comenzó a sentir claustrofobia” y cortó con su compañera de universidad. Kate se retiró a su casa familiar en Berkshire y el príncipe inglés, por su parte, se fue a un viaje de vela a Grecia con su amigo Guy Nelly en un barco con tripulación exclusivamente femenina.

En ambas separaciones, y según varias publicaciones, al ‘royal’ británico se le relacionó con otras mujeres de la alta sociedad. En 2004 se le vio con Isabella Anstruther-Gough-Calthorpe, Anna Sloan, Jecca Craig -a la boda de esta última el príncipe acudió sin la compañía de Middleton-. Y en 2007 publicaron fotografías en varias discotecas con la joven Tess Shepherd o la estudiante brasileña Ana Ferreira. Fue en este momento, según la revista People, cuando Kate dio su relación por perdida, aunque se equivocaba, en la Navidad de ese mismo año retomarían su romance.

La ruptura o el tiempo que se habían dado para pensar bien qué es lo que querían para su futuro no fue un asunto que se dejara de lado en la entrevista que ambos concedieron tras el anuncio de su compromiso. “No estaba feliz con la ruptura, pero fue algo que me hizo más fuerte”, comentó entonces Middleton. Por su parte, Guillermo declaró que “sólo era un poco de espacio y, a la vista está, funcionó para mejor”, decía a ITV News.

A pesar de la aparición de Guillermo con otras féminas en la prensa británica y la separación entre ambos por un tiempo, la pareja jamás dejó de tener contacto. Una relación de idas y venidas que al final se fortaleció y acabó en una de las bodas más recordadas de la historia de la Familia Real de Inglaterra.


jueves, 13 de septiembre de 2018

Ricardo Arjona viaja en metro sin ser reconocido

Ricardo Arjona viajó en el metro de Moscú y como no fue reconocido por los pasajeros lo hizo con tranquilidad.

El intérprete de El Problema compartió en su cuenta de Instagram el video en el que aparece sujetándose del pasamanos del vagón del metro rodeado de varias personas.

“Esta carrera aleja a cualquiera de la realidad. Solo buscando la calle se vuelve a la calle y a sus historias”, agregó el guatemalteco en su publicación.

El cantante guatemalteco visitó la capital de Rusia durante su gira musical por Europa.


Kate Moss se arrepiente de haber posado en toples con 15 años


Kate Moss inició su andadura en la industria de la moda hace ya 30 años y, en este tiempo, la modelo reconoce que las cosas han cambiado en este sector, algo que valora positivamente porque le toca de manera personal. Su hija, Lila Grace Moss, de 15 años, está empezando en este mundo y su madre, orgullosa de que siga sus pasos, quiere advertirle de algunas cosas que ella misma vivió a su edad, pues fue descubierta por una agencia de modelos con solo 14.

En una entrevista de televisión con Megyn Kelly de NBC, Moss, de 44 años, admite que durante sus inicios en el modelaje se sintió presionada para hacer algunos trabajos y, en concreto, se arrepiente de haber posado en toples con solo 15 años. “No dejaría que mi hija lo hiciera ahora. La miro y pensar que yo estaba haciendo toples a su edad… ¡es una locura!”, dice la modelo.

Sobre las presiones que denuncia, la modelo señala a la fotógrafa Corinne Day, precisamente con quien empezó y a quien se le atribuye el lanzamiento de la carrera de Moss. “Sí, tuve presiones. Trabajé con Corinne Day y a ella siempre le gustaba fotografiarme sin camiseta pero yo no quería, era algo que no me gustaba nada cuando empecé”, explica.

También habló de su experiencia con Mario Sorrenti, el icónico fotógrafo y su pareja durante un tiempo, sobre la campaña para Calvin Klein en 1993 que catapultó a la modelo al estrellato. En esta, Moss aparece sin ropa. “Mario era mi novio, así que estaba acostumbrado, pero yo siempre decía: '¿Puedo ponerme algo de ropa?'. Pero ese era el trabajo, así que simplemente lo hice", cuenta.
Kate Moss y su hija Lila Grace protagonizaron en julio de 2016 la portada de Vogue Italia

La modelo ya había hablado de esta experiencia en 2015, cuando le confesó al fotógrafo Nick Knight: "Me levantaba por la mañana y él ya me estaba fotografiando. Yo le decía ‘déjame en paz’. Estuve tumbada desnuda en un sofá durante 10 días. El no paraba de hacerme fotos así. Pero es que es italiano, ¿sabes? Me decía ‘túmbate, ya te diré cuando lo tengamos’. Y seguramente lo tuviéramos desde el principio. Ellos (los directivos de Calvin Klein) nos alquilaron una casa; solos él y yo, y toneladas de carrete fotográfico en esa pequeña casa desierta en la playa".

Cuando se le pregunta sobre los consejos que le daría a su hija y a los modelos jóvenes que están empezando, Moss no lo duda: “No tienen que hacerlo si no quieren”. Su experiencia y sus tablas han hecho que esta top que revolucionó las pasarelas de los años 90 y que aún hoy sigue siendo fetiche para muchas marcas y diseñadores, tenga las cosas muy claras.

Además, Moss celebra ahora que cada vez haya más diversidad sobre las pasarelas. Ella, que en sus inicios fue nombrada la “antimodelo” debido a su cuerpo sin curvas y pechos pequeños, y que también estuvo obsesionada con su cuerpo, aprecia que los ideales de belleza para las modelos sean más variados. “Ahora hay mucha más diversidad", dice. "Creo que está bien. Hay tantos tamaños, colores y alturas diferentes. ¿Por qué simplemente serías un modelo de talla única y estarías representado por todas estas personas? Así que sí. Por supuesto, es mejor", añade.

Sin duda Moss no es la única modelo que echa la vista atrás y asegura que ahora no haría cosas que hizo en el pasado. En abril, su compañera en la pasarela Cindy Crawford reconocía a sus 52 años que, tras tres décadas de carrera como modelo, se arrepentía de algunos trabajos. “He posado desnuda, muchas veces. Las únicas de las que me arrepiento son de aquellas en las que me convencieron”, dijo en una entrevista a la revista Town & Country.

Filtran fotos de Kendall Jenner desnuda

La madrugada del martes, aparecieron en Twitter unas imágenes de Kendall Jenner completamente desnuda. Las fotografías fueron tomadas por el artista Russell James como parte de su nuevo libro, Angels, el que todavía no había visto la luz.

Las fotos fueron robadas del estudio del fotógrafo. Muchos de los usuarios atacaron a la modelo y estrella de televisión asegurando que su cuerpo tenía un aspecto muy poco saludable. "Es un esqueleto, necesita comer", opinó alguno.

Otros usuarios atacaron a la modelo por haberse dejado fotografiar desnuda. "¿Nadie le dijo a Kendall Jenner que estas fotos suyas desnuda no eran una buena idea?". Sin embargo, no todos los comentarios fueron malos. Otros seguidores alabaron su figura.

Por el momento, ni Jenner ni su representante se han pronunciado sobre el robo y posterior publicación de las imágenes.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

La historia de ‘amor’ de Bradley Cooper y Lady Gaga


Uno de los solteros más codiciados de Hollywood tiene un nuevo amor. Acostumbrado a mantener su vida personal en privado, Bradley Cooper ha sorprendido en las últimas semanas por sus repetidas declaraciones de afecto y admiración hacia la cantante Lady Gaga, su coprotagonista en la película Ha nacido una estrella. ¿Será que hay algo más que una relación profesional entre ellos? Depende de lo que entendamos por "algo más". Si hablamos de una relación amorosa, no. Si nos referimos a una fuerte amistad basada en admiración y confianza, absolutamente.

Todo empezó en los momentos previos a la realización del remake de la película. Cooper estaba seguro que la ganadora de múltiples premios Grammy sería la opción perfecta para el personaje de Ally, y como guionista y director del proyecto hizo todo lo posible para convencer a Warner Bros. En un principio el estudio detrás del filme dudaba que fuera una buena idea darle el papel a una artista que si bien había actuado con anterioridad, nunca había tenido un protagónico. Pero al ver la confianza que Cooper depositaba en ella y al recibir el video de la audición, no tardaron ni dos segundos en aceptar.

La química entre los dos actores fue "instantánea", de acuerdo a las propias palabras de la cantante de Poker Face. "El segundo que lo vi fue como: '¿Te he conocido toda mi vida?'", afirma la actriz. "Fue una conexión instantánea, un entendimiento instantáneo el uno del otro".

Para Cooper el primer encuentro fue igual de inolvidable. "Ella bajó por las escaleras y salimos a su patio y vi sus ojos. Honestamente, algo hizo clic y me dije a mi mismo: 'Wow'", cuenta Cooper. "Después de diez minutos estábamos comiendo comida casera que ella había preparado. Yo amo comer y el hecho de que ambos viniéramos de familias italiano-americanas ayudó mucho a nuestra cercanía", añade el artista.

Tras haber conquistado el estómago del actor de ¿Qué pasó ayer?, la ganadora de un Globo de Oro conquistó su corazón. Como declaró el recién estrenado director en numerosas ocasiones, la actriz le ayudó a sacar la mejor versión de sí mismo para el personaje y lo impulsó a hacer algo de lo que nunca se creyó capaz: cantar enfrente de decenas de miles de personas. "Ella dijo: 'No soporto cuando las películas usan playback y se nota como los actores están doblando. Nosotros vamos a cantar en vivo'", cuenta el actor aún asombrado.

Finalmente la cantante logró convencerlo y ambos cantaron en festivales como Stagecoach, Coachella y Glastonbury. "Ella está tan segura de sí misma y me dio tanto apoyo, que me sentí muy cómodo. Me dio las agallas para salir (al escenario)", relata Cooper.

Fue esta misma comodidad la que dio paso a un camino de vulnerabilidad que ambos artistas transitarían juntos. En el caso de Gaga fue la inseguridad que la persiguió en los primeros años de su carrera. Para ayudarla a entrar en el personaje introvertido de Ally, Cooper obligó a la actriz a quitarse todo el maquillaje que llevaba puesto. Esto, aparte de suponer una preocupación estética que podría tener cualquier artista, despertó en ella algunos recuerdos de su pasado.

"Cuando empecé, no era la chica más bonita en la habitación", cuenta la actriz de American Horror Story. "Ellos (los productores) querían tomar mis canciones y dárselas a otras cantantes, pero yo me aferré a ellas. Hicieron sugerencias sobre como debía verme. Yo no quería ser vista como otras mujeres, ser sexi como otras mujeres. Yo quería tener mi propia visión", relata la cantante.
A su paso por la alfombra roja de La Mostra de Venecia. Ocurrióel 31 de agosto de 2018

Paralelamente a esa lucha interna que llevaba a cabo la actriz, Cooper lidiaba con una batalla propia. Como reveló el actor en 2016 en una entrevista con Bárbara Walters, tuvo problemas en el pasado con el alcohol y las drogas. Si bien el actor asegura estar sobrio desde hace casi 13 años, el personificar a un cantante con problemas de adicción removió ciertos recuerdos en su interior. “Cuando estás tratando de decir la verdad, debes ir a lugares y usar cosas que te hayan sucedido a ti", le dijo Cooper a la revista Variety en el Festival de Cine de Toronto. "Lo encuentro muy catártico", añadió.

Queda claro que la experiencia de trabajar juntos ha unido a la pareja de formas inimaginables. Y si bien la idea de un romance está lejos de materializarse -Cooper acaba de tener una hija junto a la modelo Irina Shayik y Gaga se comprometió con Christian Carino- no cabe duda de que esto "es el comienzo de una hermosa amistad".

martes, 11 de septiembre de 2018

Se casa la 'ex' de Charlie Sheen y él le desea suerte

Apenas dos días después de que se hiciera público el compromiso de Denise Richards, con su novio Aaron Phypers, los actores contrajeron matrimonio en una íntima ceremonia celebrada en Malibú, con personas muy cercanas. Charlie Sheen, exesposo de la rubia, le deseó felicidad en esta etapa.

Un representante de Sheen, que estuvo casado con Richards de 2002 a 2006, dijo a Entertainment Tonight que él no asistió al evento, pero que les deseó "¡Nada más que felicidad!" a la nuevos esposos. La expareja tiene dos hijas, Sam, de 14 años, y Lola, de 13, que sí asistieron a la ceremonia.

Denise Richards y Aaron Phypers comenzaron a salir en 2017. El actor canadiense finalizó su divorcio de la estrella de Esposas desesperadas, Nicollette Sheridan, en agosto, dos años después de que se separaron.