martes, 25 de abril de 2017

Justin Bieber, arrepentido de sus continuos problemas con la Policía


Poco queda del dulce niño que comenzó su carrera musical interpretando temas como «One time» o «Baby». A sus 23 años, Justin Bieber se ha convertido en uno de los artistas más polémicos del panorama actual, con innumerables escándalos en su currículo y problemas judiciales. De hecho, en las últimas semanas saltaba la noticia de que tiene asuntos pendientes con la justicia brasileña, además de que podría ser arrestado en Argentina, si pone un pie en el país, por una supuesta agresión y robo a un fotógrafo en 2013, que tuvo lugar allí después de uno de sus conciertos.

Parecía que al cantante canadienseno le importaban ni lo más mínimo sus escándalos, pero en un acto de redención, Bieber compartía una fotografía tomada por la Policía tras su arresto en 2014 para hacer en público una reflexión: «Me encanta esto porque me recuerda que no estoy exactamente donde me gustaría estar, pero gracias a Dios no estoy donde solía estar». Y añadía: «Lo mejor está todavía por llegar, ¿no crees?».

En enero de 2014, Justin Bieber fue arrestado en Miami Beach, Florida, por conducir con el permiso caducado y bajo la influencia de las drogas, además de resistirse a la autoridad. El cantante admitió haber fumado marihuana, beber alcohol y haber ingerido Xanax.

Este hecho no era el primer incidente que tenía. Sucedió tras varios desencuentros con la ley, incluido un delito menor por vandalismo presentado después de que él y un grupo de amigos tirara huevos a la residencia de uno de sus vecinos en Calabasas, California, por el que fue condenado a pagar casi 80.000 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario