jueves, 30 de marzo de 2017

De la pobreza a la fama

Una reciente publicación de la revista española Vanity Fair revela que en una entrevista realizada hace unas semanas por David Rubestein para Bloomberg, la presentadora Oprah Winfrey manifestó que el triunfo electoral de Donald Trump, se consideraba apta para ser candidata a la presidencia de los Estados Unidos.

El comentario no pasó de ser un chascarrillo, pero la consultora Public Policy Polling quiso llevarlo más allá y realizó una encuesta en la que planteaban a los votantes si votarían por ella. El resultado fue abrumador. Si Oprah se presentase a las elecciones sería la presidenta número 46 de los Estados Unidos.

Un hito para una mujer nacida en la más extrema pobreza que confiesa haber vivido entre cucarachas y con los sacos de papas cosidos por su abuela como vestido. Pero de eso hace muchos años y hoy la presentadora y actriz es una de las mujeres más ricas de Estados Unidos con una fortuna valorada en casi 3.000 millones de dólares.

Y es que no todas las celebridades han tenido vidas acomodadas o muy acomodadas. Algunas han llegado a la cima tras conocer la cara más amarga de la realidad.

SARAH JESSICA PARKER

Hoy es sinónimo de glamour y estilo de vida sofisticado, pero no siempre fue así. Pertenecía a una familia numerosa, tiene siete hermanos, y ellos y sus padres vivian de las ayudas públicas y muchas veces no podían pagar servicios esenciales como la luz o el agua.

EVA LONGORIA

Precisamente en The Oprah Winfrey Show fue donde la estrella latina habló de las estrecheces con las que habían vivido ella y sus tres hermanas en su rancho de Texas. Tanto que a veces salía con su padre a cazar el alimento que iban a llevar a la mesa.

DANIEL CRAIG

El intérprete de James Bond no tuvo problemas en su infancia, pero sí en su juventud. Cuando decidió iniciar su carrera como actor en Londres se vio obligado a dormir en los bancos de los parques, porque no tenía dinero para pagar una pensión.

OPRAH WINFREY

Hoy es una de las mujeres más acaudaladas e influyentes de Estados Unidos, pero su infancia fue muy distinta. Como ella misma ha contado, de pequeña su abuela le confeccionaba vestidos con sacos de papas y sus únicos juguetes eran las cucarachas de su casa. Hoy en día su fortuna se calcula en casi 3.000 millones de dólares.

LEIGHTON MEESTER

La infancia de la protagonista de Gossip girl fue muy distinta a la de su personaje. Su madre estaba en prisión durante su nacimiento y su padre también era un exconvicto. La pequeña Leighton se crió con su abuela y según confesó en la revista Marie Clarie sus preocupaciones en la adolescencia eran saber si tendría suficiente dinero para comer. Nada que ver con la vida de Blair Waldorf.

LUCY LIU

La actriz que actualmente es embajadora de Unicef sabe muy bien lo que es la pobreza infantil ya que a los once años se vio obligada a empezar a trabajar en la fábrica familiar. Por entonces, la protagonista de Elementary vívia con sus padres, inmigrantes chinos, en un pequeño apartamento anexo a la fábrica donde las cucarachas campaban a sus anchas.
TITULARES





No hay comentarios:

Publicar un comentario