jueves, 17 de noviembre de 2016

Melania Trump, la discreta primera dama de Estados Unidos


La tercera esposa de Donald Trump es una exmodelo de 46 años, nacida en Eslovenia. Habla cinco idiomas.

Junto a la victoria de Donald Trump, ella también logra posicionarse en la Casa Blanca. Es la segunda primera dama en nacer fuera de Estados Unidos (tras Louisa Adams, de Reino Unido, a finales del siglo XIX) y la primera que proviene de un país comunista.

Se casó con Trump en 2005, convirtiéndose en la tercera esposa del magnate. La pareja tiene un hijo de 10 años llamado Barron.

A pesar de su trayectoria como modelo, prefiere mantener un bajo perfil, y así se mantuvo durante la campaña electoral de su marido. En este tiempo apareció para ofrecer un discurso en la convención republicana en julio pasado, el cual fue criticado por su similitud con el que pronunció la actual primera dama Michelle Obama, en la convención demócrata de 2008.

Melania nació y creció en Sevnica, una pequeña localidad de Eslovenia. Su madre frecuentaba los círculos de la moda, mientras su padre era vendedor de automóviles. Estudió diseño y arquitectura antes de mudarse a Milán y luego París para comenzar su carrera como modelo. Llegó a Estados Unidos en 1996 y dos años más tarde conoció a Trump.

Habla cinco idiomas (esloveno, inglés, francés, serbio y alemán) y en 2000 posó desnuda para la portada de la revista GQ.

Para su boda con Trump, celebrada en enero de 2005 en Florida, vistió un traje de Dior valorado en 200 mil dólares. Entre los más de 300 invitados figuraron Bill y Hillary Clinton, la contrincante de Trump en las recientes elecciones presidenciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario