lunes, 5 de septiembre de 2016

Salma Hayek, un icono del cine que llega a los 50

La mexicana Salma Hayek cumplirá este 2 de septiembre 50 años convertida en un icono latino gracias a sus facetas de actriz, productora y empresaria, ello sin renunciar a sus orígenes en Veracruz, donde todavía es recordada como aquella joven buena pero traviesa que escapaba del colegio para comer unos tacos.

"La rebeldía para ella era que si podía escaparse (del colegio) para un cóctel o unos taquitos, se nos escapaba", explicó Mercedes Ortega, trabajadora de la Escuela Margarita Olivo Lara, en la que Hayek cursó gran parte de su primaria y secundaria.

La maestra, que a sus 75 años continúa empleada en este centro educativo como personal administrativo, recordó a Hayek como una niña "alegre, bailadora y una excelente gimnasta" que, además, era "muy buena compañera" y "cariñosa".

Oriunda de Coatzacoalcos, un puerto del estado de Veracruz, en el Golfo de México, Salma proviene de una familia acomodada y de origen libanés por parte de su padre, un hombre de negocios y político, y la actriz siempre tuvo una inclinación natural hacia el arte como su madre, cantante de ópera de ascendencia española.

Vivió gran parte de su infancia y juventud en esta ciudad que, por aquel entonces, no llegaba a los 100 mil habitantes, si bien a los 12 años fue a estudiar una temporada en un colegio religioso de Luisiana (EE.UU.), donde perfeccionó el inglés.

A su regreso, y tras completar los estudios en el Margarita Olivo Lara, comenzó una carrera universitaria que pronto abandonó para centrarse en la actuación.

"Wild Wild West" (1999) y "Frida" (2002), con la que obtuvo una nominación al Óscar, "Bandidas" (2006), en la que actuó junto a Penélope Cruz, "Savages" (2012), de Oliver Stone, o "La chispa de la vida", con la que fue nominada al Goya español, son solo algunas de sus películas más recordadas.

En un mundo tan complicado como el de Hollywood, especialmente cruel con las mujeres a medida que cumplen años, Hayek ha sabido jugar con sabiduría sus cartas hasta convertirse en una de las latinas más influyentes.

"Lo peor que puedes ser en Hollywood es ser una mujer de más de 40 años. Además de eso yo tengo acento, soy disléxica, soy de baja estatura y un poco rellenita. Todo lo que se imagine yo lo tengo, pero aún así aquí estoy", sentenció Hayek.

No hay comentarios:

Publicar un comentario