lunes, 4 de enero de 2016

SIGUE CAYENDO BILL COSBY

Bill Cosby se hizo un lugar en el corazón de millones de telespectadores con sus comedias familiares, que dieron un lugar a la comunidad negra estadounidense en la pequeña pantalla. Pero las risas que siempre despertó desaparecieron tras ser acusado formalmente de agresión sexual.

La imagen del actor --viejo, cansado y con alguna dificultad para andar-- cuando el miércoles ingresó a una corte del estado de Pensilvania (noreste) contrasta con la de ese venerado e influyente artista que un día reinó en la industria de la televisión.

Pero su brillante carrera quedó manchada en noviembre de 2014, cuando se divulgaron los testimonios de más de 50 mujeres, que lo acusan de haberlas drogado y abusado de ellas.

La mayoría de casos no han prosperado en la justicia porque sus presuntos delitos han prescrito. Pero la denuncia de Andrea Constand, una empleada de la universidad de Temple -la misma en la que estudió Cosby- terminó convirtiéndose el miércoles en la primera acusación formal contra el actor.

Cosby siempre ha negado los alegatos y ha llegado a demandar a siete de ellas por difamación.

Su esposa, Camille, con quien tuvo cinco hijos, también ha defendido públicamente su inocencia. Pero la justicia ha reconocido tener pruebas suficientes para llevarle a juicio.

Si es declarado culpable, Cosby podría ser condenado a 10 años de cárcel, el final más trágico para uno de los íconos de la cultura popular estadounidense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario