martes, 15 de diciembre de 2015

Antonio Banderas, una mina de oro de 31 millones de euros

El 6 de junio de 2014, al filo de las siete de la tarde, saltó la noticia: Antonio Banderas y Melanie Griffithiniciaban el proceso para poner fin a 18 años de vida en común. Se diluía como un azucarillo en agua el segundo matrimonio del malagueño más popular del planeta y el cuarto de la talentosa e inestable hija de Tippi Hedren. El anuncio del divorcio Banderas-Griffith fue un bombazo comparable al que cayó por los mentideros nocturnos de Madrid en la primavera de 1995: Antonio -«uno de los nuestros», decían- se había liado con Melanie durante elagitado rodaje de «Two much», que Fernando Trueba sacó adelante con infinita paciencia; mientras, Ana Leza, la primera mujer de Banderas, hacía las maletas y regresaba a España. Tras el anuncio del divorcio, más de uno se preguntó qué haría Melanie con ese enorme "Antonio” tatuado con letras góticas en el brazo derecho. Al cabo, él había sido su salvador en muchos sentidos.

Esta semana, el portal «TMZ» publicaba el documento que certifica de manera oficial la disolución del matrimonio. Se trata de una resolución que ha arrojado luz sobre el devenir económico del actor, quien ha amasado una fortuna de decenas de millones de euros dentro y fuera de España. Según el Registro Mercantil, aquí tiene 31 millones de activos invertidos en ocho sociedades españolas. Tal y como se informó, la separación ha sido amistosa, pero Griffith ha conseguido un acuerdo muy favorable. Por algo contrató a la temible Laura Wasser, abogada cuya minuta asciende a 500 euros por hora.

La casa de Aspen (Colorado) sería para Melanie, quien ya la ha puesto a la venta por ocho millones de euros. También un cuadro de la serie «El pintor y la modelo» de Picasso, que la casa de subastas Sotheby’sha valorado en casi 12 millones de euros. Banderas se queda con «La Gaviota», la mansión marbellí que compró a Encarna Sánchez en 1997 y que, a día de hoy, se ha tasado por una cifra que oscila entre los 8 y 12 millones de euros. El pasado año vendieron la mansión donde vivían en Los Ángeles por 14 millones de euros.
Cambio de régimen

Aunque la pareja contrajo matrimonio en 1996 en régimen de separación de bienes, en 2004 firmaron un acuerdo por el que todas sus posesiones pasaban a regirse por el régimen de gananciales. Salvo los ingresos de las películas «El Zorro», «Desperado» o «Spy Kids», que son íntegramente para Banderas, el resto de las ganancias entre 2004 y 2014 se reparten entre ambos.

Lo más llamativo son los 60.000 euros mensuales que Banderas tendrá que pasar a su exmujer en concepto de pensión. 720.000 euros al año, 2.000 al día. ¿Tiene Antonio Banderas tanto dinero?¿Le ha desplumado Melanie? Sí y no.

Banderas suele cobrar en torno a los 10 millones de euros por película, por lo que la pensión de Griffith puede parecer una cantidad ridícula. Hace una semana, la revista «People» publicó que el malagueño figura en el primer puesto en la lista de actores mejor remunerados del mundo durante 2015, con unos ingresos de 75 millones de euros en diversos conceptos (entre ellos, publicitarios). Una cifra que aumentó respecto a 2014, cuando ingresó 31 millones de euros. Otro dato: si en 1996 Banderas se llevó 4 millones por «Evita», en 2012 se embolsó casi 10 por «El gato con botas».

Teniendo en cuenta estas cifras que varían de millón en millón, como el que cuenta calderilla para comprar una cajetilla de tabaco, no es de extrañar que el actor posea en España seis sociedades dedicadas principalmente a negocios inmobiliarios, aunque también a producción cinematográfica y explotación de derechos de autor. Estas entidades acumulan activos que superan los 25 millones de euros. Si se suma el capital de otras dos sociedades manejadas por su hermano Francisco Javier -en las que el actor no tiene cargo, pero puede ser propietario pues tienen las mismas sedes sociales-, los activos ascienden a más de 31 millones de euros.
La «joya de la corona»

Tal y como informa el periodista de ABC Javier Chicote, la «joya de la corona» es Glasmore Investments, registrada en Marbella. Se trata de una sociedad patrimonial inmobiliaria donde el cien por cien de las acciones son de Banderas y que acumula 20,2 millones de euros en activos, 15 de ellos en bienes inmuebles. El actor también administra Doncel S.A. con su hermano, empresa dedicada a la explotación de derechos de autor y producción cinematográfica que tiene un capital social de 60.101 euros.

Banderas, además, es propietario de las acciones de Henorme S.L, que administra su hermano y que tiene como objeto la compraventa de terrenos rústicos y urbanos. En 2013 se realizó una ampliación de capital hasta los 3.803.471 millones de euros.

Ab Brands S.L. también pertenece al actor malagueño y su hermano figura como administrador. Esta compañía se dedica a la prestación de servicios de publicidad y promoción, con un capital social de 352.985 euros. Los hermanos Banderas regentan de forma solidaria Bonsante S.L., otra sociedad que tiene como finalidad la adquisición de fincas rústicas o urbanas y que tiene el capital social mínimo, 3.001 euros. Asímismo administran Latin World Networks S.L., con la que prestan servicios de nuevas tecnologías y que tiene un capital social de 60.250 euros.

Además, su hermano aparece en otras dos empresas. La primera, Alce 2005 S.L., se dedica a la compraventa de aeronaves y comparte domicilio social con el resto de empresas del «grupo Banderas»: tiene un capital de 4.787.000 euros. La matriz de esta sociedad es Doncel Aviation L.L.C., cuyo domicilio social aparece fuera de España, pero que curiosamente se llama como una de las sociedades del actor. Por otro lado, Francisco Javier posee Inversiones Síndrome S.L., empresa que se dedica a negocios inmobiliarios que tiene 1,3 millones en activos y también comparte una de las sedes con el conglomerado de sociedades de Banderas.

Preocupaciones a un lado, después del divorcio Bandera no pasará penurias económicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario