jueves, 28 de mayo de 2015

Angelica Kenova devela que sus padres la tratan como juguete



Angelica Kenova es modelo, tiene 26 años, vive con su familia en Rusia y dice que nunca pasó por el quirófano.

Pero tiene un problema: carece de voluntad propia y es manipulada como un juguete.
“Me han criado como una princesa, nunca me han dejado salir ni tener novio. Así que no estoy preparada para la vida real, sólo soy una muñeca”, dice Kenova, que se hace llamar la “Barbie rusa”.
Sus padre, Natalia y Evegniy Kenova, la prepararon desde que nació para que fuera una copia fiel de Barbie. Le compran la ropa indicada, la peinan de esa manera y hasta la hacen entrenar tres horas por día con un preparador físico, para que modele su cuerpo.
El control de sus padres es enfermizo, no sólo por lo estricto de la dieta y de los entrenamientos, sino porque no quieren quedar afuera de ningún aspecto de su vida, eso incluye su relación con los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario