sábado, 20 de diciembre de 2014

Imparable Taylor Swift

Era uno de los lanzamientos más esperados del año y no ha defraudado en absoluto. La artista estadounidense Taylor Swift ha dado un sonoro golpe en la mesa con su nuevo disco, “1989”, que la refuerza como una de las estrellas pop más importantes del momento.

Spotify pareció tomárselo con humor, pero cuando Taylor Swift decidió que no colocaría su nuevo disco, “1989”, en la plataforma de “streaming”, seguro que hubo más de un escalofrío en la empresa sueca. “Taylor, nosotros también éramos jóvenes la primera vez que nos vimos, pero ahora hay más de 40 millones de usuarios que quieren que te quedes... Es una historia de amor, ‘baby’, sólo di sí”, respondió con ironía la empresa en un comunicado.

La anécdota sirve para ilustrar la enorme expectación que ha generado el nuevo álbum de la artista estadounidense, que cumple 25 años en diciembre. Para Swift, debería buscarse un adjetivo más allá de precoz: “1989” es nada más y nada menos que su sexto álbum.

Pero mucho ha cambiado en la joven de Pensilvania desde que irrumpió como una figura adolescente del “country”. Ahora figura entre las estrellas pop del momento y todo lo que toca es oro: en algo menos de dos meses (se publicó el 27 de octubre) ha vendido más de dos millones de discos, sólo en Estados Unidos, lo que la convierte en la artista que más ha vendido en el país norteamericano este año. A Taylor Swift no hay quien la pare.

Del “country” al pop

Aquella niña que se presentaba a concursos en Nashville, la cuna de la música tradicional estadounidense, ha crecido mucho. La imagen y las canciones de niña prodigio del “country” han quedado atrás; los rizos y la guitarra están aparcados, y ahora Swift es una nueva aspirante al lugar de plata y brillantes en el pop que se pelean, entre otras, Beyoncé, Rihanna o Lady Gaga.

“1989” camina en esa senda, aunque el giro clave se produjo hace dos años con “Red”, el primer paso hacia el pop de Swift. El “single” “We Are Never Getting Back Together” confirmaba que la cantante quería algo más que baladas y caras melancólicas y en “1989” ha quedado definitivamente claro.

Con un estribillo contagioso hasta el extremo, “Shake It Off” apunta sin rubor a las discotecas, mientras que “Out Of the Woods” tiene unas reminiscencias ochenteras indiscutibles: “1989” es puramente pop y no parece haber camino de vuelta. Incluso en las canciones más pausadas, como “Blank Space”, la producción apuesta por un envoltorio electrónico y contemporáneo (su vídeo con Swift vengándose de su novio es ya un nuevo “hit” de la artista tras el éxito del clip de “Shake It Off”).

De momento, sus fans han recibido las nuevas canciones con los brazos abiertos. La cifra de 1,28 millones de copias, certificada por Billboard, es la mayor lograda por un artista en una semana en Estados Unidos desde “The Eminem Show” del rapero Eminem en 2002. La fiebre por Swift tiene ya otra parada cercana: más de cincuenta conciertos se esperan en 2015 en Norteamérica, Europa y Australia para ver si, en directo, Swift es la estrella que aspira a ser.

No sólo música

Los logros de Swift en la música son más que notables. Seis discos hasta la fecha, debut con 16 años y siete premios Grammy en su haber son logros dignos de mención. Pero, además de su música, el sello Swift empieza a extenderse a otros campos.

Es evidente que tiene un golpe ganador con su imagen de Barbie ideal: melena rubia perfiladísima, ojos claros y cuerpo estilizado, como si no hubiera roto un plato; tan perfecta para la cámara que Hitchcock la habría escogido sin dudar para sus películas (otra cosa serían sus dotes interpretativas).

Su vestuario e imagen ya marca tendencia y las revistas se la disputan para su portada. Muy comentada fue recientemente la de “Wonderland”, en la que aparecía sin maquillaje y con un aspecto muy diferente al habitual. El resultado, el de casi siempre que aparece Swift: publicidad y atención mediática.

La moda parece un campo propicio para ella y, de hecho, recientemente actuó en el desfile de los ángeles de Victoria Secret, un acto en el que participó por segundo año consecutivo.

Habitual de las revistas de cotilleos (el penúltimo rumor, nada confirmado, apunta a que habría retomado su relación con Harry Styles de One Direction), algo especial debe tener la artista estadounidense cuando ya en 2010 la revista Time la eligió como una de las 100 personas más influyentes del año. Teniendo en cuenta lo que le cunden los años a Swift, cualquier profecía sobre cuál será su techo parece condenada de antemano al fracaso.

Su estilo

En la biografía de Taylor Swift (Reading, 1989) aparecen datos tan alucinantes como que con 5 años comenzó a escribir canciones, con 9 ganó un concurso nacional de poesía gracias a un poema de tres páginas titulado Monster In My Closet o que durante un verano en su adolescencia escribió una novela de 350 páginas –la cual aún no ha sido publicada–.

Con esta información no resulta tan sorprendente que sea la cantante menor de 30 años que más dinero ingresa al año, según Forbes, o que ella misma decidiera desde el principio ser su propia mánager “y la que dice la última palabra en todas las decisiones que atañen a mi futuro”.

Y es que Taylor es distinta al resto de estrellas post-adolescentes que pueblan el universo pop. “Me resulta más arriesgado revelar qué está pasando en mi vida a través de la música que quitarme la ropa”, dice.

Hablando de moda, la cantante posee un irresistible estilo entre naïf y retro que muestra en su Street style (lo que sí, nunca va en chándal, mal peinada o sin maquillar):

j. Mendel es su diseñador preferido, el bolso Agatha de Dolce & Gabbana su talismán y adora los zapatos de tacón con cordones.

Marcando hitos

Taylor Swift sigue marcando hitos en la historia del Billboard gracias a su último álbum ‘1989’. Su segundo single promocional ‘Blank space’ coronó el #1 del Hot 100. Taylor se supera a sí misma, respecto del primer puesto que ocupaba hasta unas horas antes con su single debut ‘Shake it Off’. Esto la convierte en la primera mujer que bate su propio récord en la tabla desde su creación, hace 56 años.

Así pues, gracias a ‘Shake it Off’ y ahora a ‘Blank Space’ la reconvertida pop star es la única artista con dos #1 seguidos en el Hot 100 este año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario