domingo, 7 de julio de 2013

Katy Perry se siente insegura de su cuerpo

Un grave error

cabello teñido de rubio

Aunque Katy Perry se dio a conocer con su larga y morena melena, la artista admite que lleva desde los 15 años ocultando el rubio natural de su pelo por culpa de un grave error estético cometido durante la adolescencia, un experimento capilar que tenía como objetivo emular la cabellera de Madonna y que no pudo tener consecuencias más negativas para su autoestima.

"No he dejado de teñirme el pelo de moreno desde que tenía 15 años. La razón principal que me conduce a ello es el trauma que sufrí durante la adolescencia, cuando me deshice de mi larga melena, me corté el pelo como un chico y me lo teñí de rubio platino para parecerme a la Madonna de los 80 [un estilo que la reina del pop presentó en 1986 con motivo del lanzamiento de su disco “True Blue”]. El caso es que mi torpeza natural me llevó a cometer un auténtico desastre y, para remediarlo, me compré un bote de tinte de color negro que no he dejado de usar hasta hoy", bromea la intérprete en un video de adelanto sobre la esperada portada que protagonizará en el número de julio de la revista Vogue.

A pesar de que la cantante estadounidense siempre ha sido alabada tanto por sus pegadizas canciones como por sus atrevidos estilismos, Katy Perry asegura que todavía se siente muy insegura por su apariencia y que no ha logrado superar aquella falta de autoestima que la caracterizó durante sus años de instituto.

"Siempre he tenido problemas a la hora de aceptarme tal y como soy, sobre todo porque nunca he tenido una piel muy buena, y en el fondo esa es la base para que el rostro de alguien parezca atractivo”, sostiene.

“Creo que mis labios y mis mejillas no están nada mal, pero se ven un poco eclipsadas por las cejas y unos ojos que no acaban de encajar bien en mi cara. No sé, nunca he estado demasiado a gusto con mi físico, es una inseguridad que arrastro desde la adolescencia", desveló la diva de la música.

¿VÍCTIMA DE BULLYING?

El bullying o acoso escolar no es cuestión de esta época. Los artistas también lo sufrieron en algún momento y Katy Perry se aventuró a contar un poco de su experiencia en donde ella era el centro de las burlas por sus pechos grandes.

La artista señaló en una entrevista que el tamaño de sus senos le avergonzaba ya que eran más grandes que el de sus amigas, y para mantenerlos ocultos era capaz incluso de utilizar cinta adhesiva.

“¿Durante cuánto tiempo les puse cinta? Probablemente hasta que tenía 19 años. Y no, no tengo ningún problema psicológico por eso", expresó la intérprete.

Y sus amigas lo recuerdan. Poco antes, una de ellas había señalado que Katy se ponía dos sujetadores para mantener a raya su voluptuosidad para que nadie la molestara.

Lo curioso es que ahora Katy no solo es una mujer muy guapa, sino también tiene una gran horda de fans por estos atributos bien desarrollados. Ironías de la vida.

Actualmente la cantante es una firme participante de campañas contra el bullying.

Katy Perry y otras celebridades pidieron a sus seguidores unirse contra el bulliying, y afirmó que apoyará el documental "Matón”, que cuenta la historia de cinco niños víctimas de acoso escolar y cómo afectó esta situación a sus familias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario