miércoles, 3 de julio de 2013

A SUS 38 AÑOS, AMY ADAMS VIVE SUS MÁS DE 15 MINUTOS DE FAMA Y SE CONVIRTIÓ EN LA NUEVA "CHICA DEL MOMENTO" DE HOLLYWOOD

No es la típica “bomba sexual” que triunfa en el cruel mundo de las celebridades por su apariencia, a Amy Adams le costó años llegar a este momento, pero no le faltó trabajo. Luego de actuar en varios filmes, como Junebug, La duda, The Fighter y The Master (por todas ellas fue nominada a los Oscar, pero nunca ganó), Julie & Julia, Encantada y Atrápame si puedes; la actriz logró la consagración al interpretar a Luisa Lane en El hombre de acero, la nueva película de Superman.

En una reciente entrevista con el diario inglés The Sun, Adams contó que sus padres eran mormones hasta que se separaron y fueron expulsados. Y detalló: "Crecí como una mormona y eso tuvo más impacto en mis valores que en mis creencias. Soy muy dura conmigo misma. La culpa religiosa me acompaña. No puedo portarme mal sin sentirme pésimo por eso, al menos yo no puedo. Incluso cuando salgo con amigos y vamos a bares o clubes, me levanto la mañana siguiente sintiéndome muy conflictuada por haberme divertido tanto".

"He tenido mucha suerte. Además, este trabajo significa mucho para mí y lo asumo de forma muy seria, ya sea Superman o Doubt".

EN LA “MECA”. A diferencia de otras celebrities que aman ser famosos, la actriz reveló que no se siente parte de "la meca de Hollywood".

"Me ahogaba. Sentía esa presión de tener que ser esa clase de actriz para la que no me sentía lo suficientemente confiada de ser. Tenía una crisis existencial en los Oscar, sentada al lado de Sean Penn y Meryl Streep y preguntarme ¿qué hago acá? No pertenezco a este lugar. Como si todo fuera a desaparecer".

"Lo único que sé es que he tenido mucha suerte. Me gusta trabajar duro y asumir riesgos, pongo todo lo que pueda en un papel. No lo hago de forma automática, porque este trabajo significa mucho para mí y lo asumo de forma muy seria, ya sea Superman o Doubt, no importa el papel, siempre lo trato con el mismo respeto y consideración", indicó sobre su trabajo y la manera en que logró convertirse en una actriz consagrada.

En una nota con la revista Allure, la actriz opinó que sus logros son fruto de su trabajo y no de su belleza: "No tengo ninguna característica sin maquillaje, soy pálida, tengo pestañas rubias. Se podría pintar en mi cara como en un lienzo en blanco. Puedo ser grande y bella por lo que hago".

LA NUEVA LUISA. Sobre su papel en El hombre de acero, en donde Henry Cavill encarna al legendario Clark Kent, Amy Adams confesó: "Luisa Lane es un personaje por el cual siempre me he sentido atraída. Quería hacer la película incluso antes de hablar con Zack (Snyder, el director). El hecho de que él tuviera esta visión extraordinaria de Luisa, que la viera como un elemento activo del filme, muy inteligente y fuerte, confirmó mi deseo".

Luego de haber encarnado a Luisa Lane, la actriz no se tomó vacaciones: acaba de terminar American Hustle, una película en la que trabaja junto a Bradley Cooper y Christian Bale y está por empezar a filmar Big Eyes, dirigida por Tim Burton.

RELIGIÓN. Adams abandonó la religión a sus once años de edad, luego de que sus padres se divorciaran y por ende fueran expulsados de su iglesia mormona. A pesar de ello, su crianza de no consumir café, té, drogas, alcohol, ni practicar sexo hasta después del matrimonio se mantuvo.

Hoy Amy es madre de una niña llamada Aviana y se encuentra comprometida con el actor Darren Le Gallo. Ella se sigue sintiendo culpable cada vez que disfruta de cosas prohibidas por su ex religión, pero intenta llevar una vida normal con sus amigos y familia.

TOP SECRET

Fecha de nacimiento : 20 de agosto de 1974

Lugar: Aviano (Italia)

Nacionalidad: Estadounidense

Estatura: Mide 1’65

Compromiso: Adams está comprometida con actor Darren LeGallo, a quien conoció en 2001, y que es padre de su hija, Aviana, de tres años.

Debut: Estudió ballet, fue chica Hooter y trabajó en un restaurante-teatro antes de actuar en obras teatrales, entre ellas “Brigadoon”, y debutar en el cine con la sátira de concursos de belleza “Muérete, Bonita” (1999).

Televisión: En la primera etapa de su carrera, Amy también hizo múltiples apariciones televisivas en episodios de conocidas teleseries como “Embrujadas”, “Aquellos maravillosos 70” o “Buffy, la cazavampiros”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario