jueves, 24 de enero de 2013

Catalina recurre a la hipnosis para superar las náuseas del embarazo





La esposa del Príncipe Guillermo no está teniendo un embarazo fácil. La hiperémesis gravídica -hypermesis gravidarum- que padeció en las primeras semanas de gestación le obligaron incluso a ser hospitalizada por riesgo a sufrir una deshidratación.

Aunque la afección, que se caracteriza por náuseas y vómitos matutinos, se da sobre todo en las primeras semanas de gestación, la futura mamá ha decidido llevar a cabo un tratamiento alternativo para evitar sus síntomas y poder alimentarse bien.

Para ello, según cuenta una fuente cercana a los futuros papás a la revista OK!, la duquesa de Cambridge se está sometiendo a un tratamiento de hipnosis para "eliminar los pensamientos negativos relacionados con la comida derivados de la hiperémesis y sustituir los antojos por alimentos sanos y nutritivos".

Según esta publicación, a la nuera del príncipe Carlos le resulta muy complicado poder hacer una comida completa y se llena "rápidamente".

La hipnosis, que sirve para tratar otros problemas alimenticios, psicológicos o emocionales, es un método que busca comunicarse de manera efectiva con el subconsciente y al que muchas personas recurren para realizar cambios en determinados hábitos de su vida.

La alimentación no es, sin embargo, lo único que preocupa a Kate Middleton, cuyo parto está previsto para este verano. Según han publicado algunos medios británicos, la duquesa de Cambridge escucha música de la cantante Adele, Emeli Sandé y Ellie Goulding para estimular al bebé, del que, de momento se desconoce el sexo.

Mientras tanto, el padre primerizo se prepara para la llegada de su primogénito leyendo libros de embarazo, tal y como confesó el propio Guillermo al diario inglés 'Now'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario