jueves, 22 de septiembre de 2011

Cicciolina se jubila

Ilona Anna Staller o, lo que es lo mismo, Cicciolina se jubila. El 26 de noviembre la porno política de origen rumano cumple 60 años. Nada excepcional si no fuese por la pensión que percibirá. Entre 1987 y 1992, la artista se sentó en las filas del Congreso italiano como integrante del partido Radical. Por aquellos cinco años "de dura labor" -así los definió ella misma-, Cicciolina recibirá 3.108 euros mensuales hasta el final de sus días. Basta con trabajar una legislatura para que los parlamentarios italianos otorguen derecho a pensión a diputados o senadores.

Son más de 2.300 los hombres y las mujeres que se encuentran en la misma posición y gozan de pensiones tras una experiencia relámpago en las Cámaras. Este tipo de remuneraciones están siendo cuestionadas en algunos sectores que las consideran excesivas en tiempos de crisis. Ella no lo ve así.

"No soy una privilegiada", asegura en declaraciones a Il Corriere della Sera, "he sudado la gota gorda. Lo mío no fue fruto de un día de bunga bunga, sino el resultado de un razonamiento, de una campaña electoral inteligente y muy cansada. Perdí muchos kilos en la empresa. Al final saqué 20.000 votos. Los italianos me quisieron en el Parlamento".

De su labor política queda algún rastro, pero ninguna de sus iniciativas fue aprobada. Presentó una veintena de propuestas de ley, en ámbitos bastantes variados: parques del amor, clases de sexo en las escuelas, impuestos sobre los coches para ayudar al medio ambiente... Hasta pronunció un discurso contra la violencia de género, que en aquellos años no era una prioridad del Gobierno.

"Me aplaudió hasta Nilde Iotti, recuerda Cicciolina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario