domingo, 23 de enero de 2011

Kalimba toca fondo en centro penitenciario

La vida se le puso color de hormiga al cantante mexicano Kalimba desde el viernes, cuando en cuestión de pocas horas fue detenido en Estados Unidos y extraditado a México, después de que el procurador del estado de Quintana Roo lo declarara prófugo de la justicia, por enfrentar cargos por el delito de violación de una menor de 17 años.
El músico, de 28 años, fue trasladado a un penal del estado de Quintana Roo, ubicado en las costas del Caribe, donde se  convirtió en el preso 1.053 del centro de reclusión. Francisco Alor Quesada, fiscal de Quintana Roo, informó de que Kalimba enfrenta una acusación de violación calificada.
De acuerdo con la declaración de la agraviada, fue contratada en diciembre para acompañar a Kalimba en un concierto que realizaría en  un centro nocturno de Chetumal.
Según la menor, al término de la presentación, el staff se dirigió al hotel donde se hospedaba el cantante para participar de una reunión privada y fue en una habitación separada donde el intérprete consumó la agresión sexual.
Según la información que publicaron diversos medios de comunicación extranjeros, un   examen médico desveló evidencias que acreditan la violación sexual.
El ex integrante del grupo OV7 ha rechazado las acusaciones contra él, pero ahora deberá defenderse ante la justicia.
En México, sus seguidoras alistan marchas de apoyo.
Kalimba podría tener una condena entre 25 años hasta cadena perpetua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario